¿Qué se hace en el Carnaval de Oruro?

Oruro, bolivia

El carnaval de Oruro, ciudad declarada por ley capital del folclore boliviano, es una fiesta de costumbres. Fue declarada Obra Maestra del Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO en 2008. Es el carnaval donde la simbología religiosa y las diferentes culturas del país se encuentran, conviven y se comunican en el canto y la danza, en los sonidos armoniosos y en las discordias. Ofrece al visitante y al nativo un espectáculo digno de la fe que representa y una devoción conmovedora.

En realidad, el carnaval es una representación de la lucha del bien contra el mal y de la victoria del ejército de los ángeles, guiados por el Arcángel Miguel. Todo es una profunda veneración a la Virgen del Socavón, también conocida como la Virgen de la Candelaria. Un gran número de fieles mineros rezan, suplican y veneran a esta virgen como su patrona. Aunque esa es la interpretación católica del carnaval, hay otras interpretaciones. Las figuras católicas adoptan otras características, personalidades y manifestaciones espirituales propias de los pueblos y culturas indígenas.

Cuando es el carnaval de oruro en bolivia

Hace una semana el Carnaval de Oruro Bolivia, llegó a su fin. El carnaval, Obra Maestra del Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad de la UNESCO, se celebra durante diez días en torno al Miércoles de Ceniza. Personas de toda Bolivia y de otros países se reúnen en las calles de Oruro para el carnaval anual, una de las tradiciones culturales más celebradas y antiguas de América Latina. Este acontecimiento, que tiene unos 2.000 años de antigüedad, cuenta con decenas de miles de bailarines con trajes y máscaras espectacularmente detallados y coloridos, acompañados por enormes bandas. Es una dramática fusión de música, danzas y rituales indígenas combinados con tradiciones eurocristianas.

Lee más  Tablero de plastico duro

El Carnaval de Oruro representa algo más que una animada celebración, es un símbolo del sincretismo entre los ideales católicos impartidos por la expansión colonial y los milenarios rituales andinos tan arraigados en la región. Tras la llegada de los conquistadores españoles, la celebración autóctona se transformó con la incorporación de un ritual católico centrado en la Virgen de la Candelaria, o en Bolivia en la Virgen del Socavón, que se cree que vela por los trabajadores de las numerosas minas de la región.

Carnaval bolivia

Oruro fue una ciudad minera fundada en 1606 por los españoles. Los aymaras y quechuas de esta zona ya trabajaban en las minas locales y se convirtieron en mano de obra para los europeos, mientras los sacerdotes españoles introducían el cristianismo. Se animó a los indios a interpretar sus bailes y canciones tradicionales para las fiestas de los santos católicos. A mediados del siglo XVIII, el carnaval se convirtió en un acontecimiento anual en Oruro. Cuando los trabajadores indios se unieron a la celebración, las autoridades de la ciudad se esforzaron por controlar el alboroto nombrando a la Virgen María patrona de la fiesta.

Después de que Bolivia se independizara de España en 1825, los ciudadanos de clase alta de Oruro ignoraron en gran medida a la población indígena y cada grupo tuvo su propia celebración del Carnaval. En la década de 1940, con el auge del movimiento socialista en Bolivia, los miembros de la clase alta llegaron a considerar el estilo de vida y la cultura de los indios como el modelo de una sociedad idealizada. Los bailes profesionales y las mascaradas de los indios pasaron a ser vistos como desfiles folclóricos nacionales. Los ciudadanos de clase alta y media empezaron a formar sus propios grupos de baile siguiendo el modelo de los indios y las dos celebraciones del Carnaval de Oruro se unieron en una sola. En la actualidad, los trajes y los temas de las actuaciones de los distintos grupos reflejan diversos aspectos de la historia cultural de la región, lo que hace del Carnaval de Oruro una de las fiestas más impresionantes de toda Bolivia.

Lee más  Sierras de cinta baratas

Qué es el carnaval orureño

En Bolivia, Oruro, Santa Cruz, Tarija y La Paz celebran carnavales, pero el de Oruro es el más famoso. Se celebra durante los ocho días que preceden al Miércoles de Ceniza. A diferencia del Carnaval de Río, donde las escolas de samba eligen un tema nuevo cada año, el Carnaval de Oruro comienza siempre con la diablada. La diablada es un ritual centenario que se mantiene inalterado desde la época colonial.

A continuación, aparecen cientos de diablos con disfraces monstruosos. Las pesadas máscaras tienen cuernos, ojos saltones, colmillos y pelo largo, y en contraste con las aterradoras máscaras, los diablos llevan pecheras brillantes, mantones bordados de seda y espuelas de oro. Entre los diablos, grupos de bailarines disfrazados de monos, pumas e insectos hacen cabriolas al son de bandas de música, gaiteros o tamborileros. El ruido es fuerte y frenético.

De entre los bailarines del diablo sale China Supay, la esposa del Diablo, que baila una danza seductora para atraer al Arcángel Miguel. Alrededor de ella bailan los miembros de los sindicatos locales de trabajadores, cada uno de los cuales lleva un pequeño símbolo de sus sindicatos, como picos o palas. Bailarines vestidos de incas con tocados de cóndor y soles y lunas en el pecho bailan junto con bailarines vestidos de esclavos negros importados por los españoles para trabajar en las minas de plata.