¿Qué es el desayuno mediterráneo?

Desayuno mediterráneo de pita

Es posible que haya oído hablar de ella en las noticias. La Dieta Mediterránea tiene numerosos beneficios para la salud. Lo mejor de todo es que no se trata de un plan restrictivo, sino de unas sencillas pautas para llevar un estilo de vida más saludable.

La mayoría de la gente piensa en queso feta y tomates cuando piensa en comida mediterránea. Y es cierto, muchas de las recetas incluyen estos ingredientes. El desayuno es la comida más difícil de preparar durante el tiempo que llevo con la dieta mediterránea. La mayoría de las ideas son tortillas, y eso no es factible para la mayoría de las mañanas. Pero he encontrado algunas recetas alternativas, incluyendo algunas que funcionan para las mañanas ocupadas o cuando estás en movimiento.

La dieta mediterránea incorpora alimentos de los países que rodean el mar, como Italia y Grecia. La dieta tiene un nombre un poco equívoco porque no es un plan estricto, sino que se trata de recomendaciones que llevan a una vida más saludable.

La dieta sugiere que se coman principalmente alimentos de origen vegetal (frutas, verduras, cereales integrales, legumbres). Aunque no es una dieta vegana o vegetariana ni mucho menos. Las directrices sugieren que consumas pescado 2-3 veces a la semana, las aves de corral se sugieren en cantidades moderadas, y la carne roja está bien pero sólo unas pocas veces al mes.

Desayuno, comida y cena de la dieta mediterránea

La mayoría de los “desayunos” mediterráneos son sólo una muestra de los alimentos que se consumen regularmente a lo largo del día. En Turquía, por ejemplo, la gente suele desayunar un pequeño plato de sopa salada. En Israel, es posible que se tome un pan mojado en aceite de oliva y espolvoreado con za’atar (una mezcla de hierbas secas de Oriente Medio), y una ensalada fresca de pepino y tomate. En otras palabras, las verduras y los sabores salados no están presentes en la mesa del desayuno mediterráneo.

Lee más  ¿Cuáles son los alimentos de peces?

El típico desayuno mediterráneo de la semana laboral es rápido y ligero. Aparte del café o el té estándar, hay una gran diversidad de alimentos para el desayuno cotidiano en todo el Mediterráneo. He aquí algunos ejemplos:

El fin de semana, el desayuno (o brunch) es una oportunidad para reunirse con los amigos y la familia, relajarse y disfrutar de una comida más amplia y tradicional. Un plato típico del Mediterráneo Oriental añadiría una variedad de quesos blandos y duros, hummus, aceitunas frescas, verduras en escabeche y ful medames (habas cocidas) a la base de pan y aceite de oliva, por ejemplo. En Marruecos, se puede comer shakshuka (huevos escalfados en salsa de tomate) con pasteles de sémola y té dulce de menta.

1

Otro desayuno fácil en la dieta mediterránea es optar por un panecillo inglés lleno de ingredientes sustanciosos.Yautz recomienda untar un panecillo inglés de grano entero con pasta de judías antes de añadir un puñado de espinacas llenas de potasio y un huevo escalfado: “Cualquier pasta de judías sirve: hummus, pasta de judías negras, pasta de judías blancas. Hará que el sándwich se convierta en una comida cohesionada. Con un poco de sabor salado y picante, además de su aporte nutricional, es un buen sustituto del queso, que debe utilizarse con moderación”, dice.

Incorpore los huevos ricos en proteínas a su desayuno mediterráneo cubriendo una tostada de salmón ahumado con un huevo escalfado o revolviéndolos con queso feta y tomates”. Otro consejo del Mediterráneo: coma las yemas. Las yemas de huevo contienen grasa que ayuda a mantenerse satisfecho durante más tiempo. Las yemas también son ricas en colina, un nutriente necesario para la salud del cerebro y que ayuda a transportar los nutrientes por el cuerpo”, dice Brissette. “Aquí no hay tortillas de claras de huevo. El

Lee más  Vitrinas refrigeradas de segunda mano

El plato mediterráneo

Si está totalmente harto de los productos lácteos pero sigue buscando un desayuno lleno de proteínas, este clásico de Oriente Medio le hará esperar con ansia sus mañanas.CONSIGA LA RECETAPor ración: 177 calorías, 10 g de grasa (4 g saturada), 12 g de carbohidratos, 6 g de azúcar, 818 mg de sodio, 3 g de fibra, 11 g de proteínas

El hachís para el desayuno es básicamente una excusa para comer alimentos similares a la cena en el desayuno, y este plato contiene todos los colores y sabores que le gustan de la dieta mediterránea.OBTENGA LA RECETAPor porción: 206 calorías, 11 g de grasa (2 g saturada), 19 g de carbohidratos, 6 g de azúcar, 136 mg de sodio, 5 g de fibra, 10 g de proteína

Los huevos revueltos son lo más fácil de hacer, y este desayuno saludable para el corazón incluye una ración completa de verduras como pimiento amarillo, tomates cherry, cebolleta y aceitunas negras (bueno, técnicamente una fruta). Pon la mezcla en una tostada de pan integral y ya está.