¿Cuándo se introdujo la patata en España?

La patata en Perú

La papa fue la primera hortaliza domesticada en la región del actual sur de Perú y el extremo noroeste de Bolivia[1] entre el 8000 y el 5000 a.C.[2] El cultivo de la papa en Sudamérica podría remontarse a 10.000 años atrás,[3] pero los tubérculos no se conservan bien en el registro arqueológico, lo que dificulta su identificación. Los primeros restos de tubérculos de patata verificados arqueológicamente se han encontrado en el yacimiento costero de Ancón (centro de Perú), que data del 2500 a.C.[4] Aparte de los restos reales, la patata también se encuentra en el registro arqueológico peruano como influencia del diseño de la cerámica, a menudo en forma de vasijas. Desde entonces, la patata se ha extendido por todo el mundo y se ha convertido en un cultivo básico en muchos países.

Llegó a Europa en algún momento antes de finales del siglo XVI por dos puertos de entrada diferentes: el primero en España alrededor de 1570, y el segundo a través de las Islas Británicas entre 1588 y 1593. La primera mención escrita de la patata es un recibo de entrega fechado el 28 de noviembre de 1567 entre Las Palmas de Gran Canaria y Amberes. En Francia, a finales del siglo XVI, la patata se había introducido en el Franco Condado, los Vosgos de Lorena y Alsacia. A finales del siglo XVIII se escribió en la edición de 1785 de Bon Jardinier “No hay ninguna hortaliza sobre la que se haya escrito tanto y se haya mostrado tanto entusiasmo… Los pobres deberían contentarse con este alimento”[5] En el siglo XIX había sustituido ampliamente al nabo y al colinabo. En toda Europa, el nuevo alimento más importante del siglo XIX fue la patata, que presentaba tres grandes ventajas sobre otros alimentos para el consumidor: su menor índice de deterioro, su volumen (que satisfacía fácilmente el hambre) y su baratura. El cultivo se extendió lentamente por toda Europa, convirtiéndose en un importante alimento básico a mediados de siglo, especialmente en Irlanda.

Lee más  Trabajo desde casa montando objetos murcia

Historia de los alimentos

Según las previsiones del comité de patata de FEPEX, la superficie cultivada con variedades tempranas de patata, que se cultivan principalmente en Andalucía y Murcia, disminuirá entre un 5% y un 10% en la campaña 2021, mientras que la superficie de las variedades de media estación o tardías, que se cultivan especialmente en el centro y norte de la península, disminuirá un 20%.

El responsable del sector de la patata de Asociafruit (Asociación de Empresas Productoras y Exportadoras de Frutas y Hortalizas de Andalucía y Extremadura), Marcos Román, afirmó que en Andalucía ya se ha realizado gran parte de las siembras y que la superficie sembrada es entre un 5 y un 10% menor que en 2020.

Alfonso Sáenz de Cámara, presidente del Comité de FEPEX, señaló que el Comité espera que la superficie dedicada a la patata de media estación o tardía, que se cultiva principalmente en la zona central del país, especialmente en Castilla y León, disminuya un 20%. Por su parte, la superficie en el País Vasco se mantendrá similar a la del año anterior.

La patata se convierte en una importante fuente de alimentación en Europa

El comité de patata de FEPEX España prevé, para la campaña 2021, una disminución de la superficie plantada de entre el 5% y el 10% para la variedad temprana, cultivada principalmente en Andalucía y Murcia, y del 20% para la variedad de media estación o tardía, cultivada especialmente en el centro y norte de la península, según las estimaciones presentadas en una reunión en la que se analizó la situación del sector de la patata.

Lee más  Decoracion bares de copas

El responsable del sector de la patata en Asociafruit, Asociación de Empresas Productoras y Exportadoras de Frutas y Hortalizas de Andalucía y Extremadura, Marcos Román, informó de que, en Andalucía, principal comunidad autónoma productora de patata temprana, se registró un descenso de entre el 5% y el 10% respecto a 2020. Este cultivo comenzará a recogerse desde finales de abril hasta junio. Posteriormente, comienza la recolección de la campaña de patata de media estación o tardía, que se cultiva principalmente en la zona centro del país, especialmente en Castilla y León. Para esta variedad, el Comité prevé una disminución de la superficie plantada del 20%, mientras que en el País Vasco la superficie se mantendrá similar a la del año anterior, según Alfonso Saénz de Chamber, que también es presidente del Comité de FEPEX.

Cómo la patata cambió el mundo

Predecir el desarrollo de una campaña y el comportamiento de la demanda siempre ha sido un gran reto. Ahora, debido a la pandemia y sus oleadas intermitentes de infecciones y restricciones, este reto es aún mayor. Sólo hay que recordar la situación que vivió la industria de la patata en Europa el año pasado debido al coronavirus y al cierre del canal Horeca, que incluso llevó al sector a plantear una reducción generalizada de la superficie. El éxito de un productor también puede depender de la elección de la semilla adecuada, especialmente en períodos de incertidumbre en el mercado.

“En estos momentos estamos vendiendo patatas de siembra para las zonas tempranas de Cartagena, Andalucía, la Comunidad Valenciana y las Islas Baleares”, afirma Rogelio Martí, de HZPC, una empresa holandesa especializada en la mejora vegetal y la comercialización de patatas de siembra. “Este año, el sector de la patata en España se enfrenta a dos problemas adicionales. El sur está sufriendo una sequía que reducirá la superficie de siembra de patatas, y en el norte, la campaña de patata de consumo no fue tan buena como se esperaba. La calidad de la producción fue buena, pero los precios en origen fueron muy bajos. En consecuencia, también esperamos que haya una disminución de las hectáreas plantadas en comparación con el año pasado”.

Lee más  Cuantas bombonas de butano se pueden tener en casa