Alquiler bar sin traspaso

Fastcase

Las fianzas son cantidades de dinero que el inquilino entrega al propietario con el entendimiento de que el dinero le será devuelto al final del arrendamiento, siempre y cuando el inquilino haya pagado al propietario todo el dinero que debe y no haya causado daños a la vivienda.

El depósito más común que un propietario puede exigir es el de seguridad. Los depósitos de seguridad protegen al propietario si el inquilino no paga el alquiler o causa daños en la vivienda de alquiler más allá del desgaste normal. El propietario no puede cobrarle por el desgaste normal. En Oregón no hay una cantidad mínima o máxima que el propietario pueda cobrar por el depósito de seguridad. El propietario está obligado a entregar al inquilino un recibo por el depósito de seguridad. El propietario no tiene que pagarle los intereses devengados por el depósito de seguridad.

Muchos propietarios también exigen a los inquilinos que paguen por adelantado el último mes de alquiler. El alquiler prepagado es cualquier pago requerido por el propietario para una obligación de alquiler mensual o semanal que aún no ha vencido. A menudo se denomina el último mes de alquiler.

Ley de vivienda justa

La ley de arrendadores e inquilinos regula el alquiler de propiedades comerciales y residenciales. Se compone principalmente de leyes estatales y del derecho común. Varios estados han basado su derecho estatutario en la Ley Uniforme de Arrendadores e Inquilinos Residenciales (URLTA) o en el Código Modelo de Arrendadores e Inquilinos Residenciales. Además, el derecho estatutario federal puede ser relevante en tiempos de emergencias nacionales/regionales y en la prevención de formas de discriminación.

Lee más  ¿Cuál es el ingrediente más antiguo que se conoce?

Como se ha expresado, la capacidad de transferir intereses está sujeta a ciertas limitaciones establecidas por el contrato de arrendamiento entre el propietario y el inquilino. Suelen existir tres cláusulas de este tipo que pueden utilizarse en un contrato de arrendamiento:

En cuanto a la norma “comercialmente razonable”, los tribunales utilizarán una prueba de equilibrio en la que el tribunal ponderará los factores comerciales razonables y no razonables para determinar si el arrendador ha rechazado un subarrendamiento basándose en factores comercialmente razonables o comercialmente no razonables. Si la negativa fue comercialmente irrazonable, el tribunal ordenará al arrendador que permita el subarriendo.

Modelo de arrendador-inquilino

El Departamento de Vivienda reabrirá la lista de espera para aceptar solicitudes cuando la mayoría de las personas de la lista de espera hayan sido atendidas.    Cuando la lista esté a punto de abrirse, se publicará un aviso y un formulario de pre-solicitud en los periódicos locales, así como en el sitio web del DOH.    La lista de espera está actualmente cerrada.

Debido a que la demanda de ayuda a la vivienda siempre supera los limitados fondos disponibles, son habituales los largos periodos de espera.    Por ejemplo, el DOH cierra la lista de espera cuando hay más familias en la lista de las que pueden recibir asistencia en un futuro próximo.

La PHA calcula la cantidad máxima de ayuda a la vivienda que puede recibir una familia.    Una familia paga el 40% de sus ingresos mensuales en concepto de alquiler y servicios públicos, mientras que las familias de ancianos y discapacitados pagan el 30% de sus ingresos mensuales.

Lee más  ¿Cuál es la comida gourmet?

Por qué los banqueros centrales mantienen la calma ante el aumento del precio de la vivienda

Si un inquilino quiere abandonar la vivienda antes de tiempo y romper el contrato de alquiler por un motivo distinto de los indicados en el recuadro “Derechos legales de rescisión del contrato de alquiler”, seguirá debiendo el alquiler al propietario en virtud del contrato. Sólo dejará de deber el alquiler cuando el contrato termine o se encuentre un nuevo inquilino.

El propietario debe hacer “esfuerzos objetivamente razonables” para encontrar un inquilino de reemplazo que sea “adecuado bajo las circunstancias”. No están obligados a aceptar “cualquier inquilino dispuesto”. (Austin Hill County Realty, Inc. v. Palisades Plaza, Inc., 948 S.W.2d 293).

A veces el propietario no puede encontrar un nuevo inquilino o el depósito de seguridad no cubre el alquiler que el inquilino debía.  En estos casos, el propietario puede enviar la deuda del inquilino a cobranza o demandarlo por el alquiler impago. Acciones como éstas pueden dificultar el alquiler en el futuro. Un inquilino debe ser muy cuidadoso al tomar la decisión de terminar un contrato de alquiler antes de tiempo.

Sin embargo, los propietarios pueden cobrarle una “tasa de realquiler” razonable por tener que preparar la vivienda para el realquiler y tener que volver a hacer el papeleo. La cuota de realquiler debe ser una cantidad justa que cubra los gastos reales y no puede estar injustamente inflada (no se te puede “penalizar” por romper el contrato).